Nacionales

Palabras de Carlos Alvarado tras ahora colgar su retrato junto a los demás Ex Presidentes de Costa Rica.

Carlos Alvarado: "Mi retrato es un símbolo del servicio al pueblo"

En la develación de mi retrato en el Salón de Expresidentes y Expresidenta de la República, en la Asamblea Legislativa, señalé que le agradezco al pueblo de Costa Rica haberme confiado el honor de servirle como su Presidente, en tiempos que fueron tan difíciles.

Todas las decisiones, absolutamente todas, las tomamos y tomé fundadas en el amor a este país, y en buscar lo mejor para su gente.

Dediqué mi gestión a tres grandes objetivos: Primero, confrontar al populismo.
Segundo, evitar una crisis fiscal.
Y tercero, dar continuidad a un proyecto de avanzada en materia de derechos de las mujeres, derechos humanos, de la dignidad de todas las personas y del ambiente.

En aquel momento era imposible saber que también me correspondería enfrentar una pandemia, no vista por más de 100 años.

Al tomar aquella decisión, el populismo ya había llegado al poder en países de la región, y asomaba su rostro en Costa Rica proponiendo autoritarismo como la solución al problema de la seguridad ciudadana, usando la mentira incendiaria que se nutrió de la disconformidad que como sociedad veníamos acumulando, y que cultiva polarización y debates tóxicos.

Esos populismos fueron derrotados electoralmente en 2018. Se requirió de la unión de muchas voluntades para hacerlo, de ver horizontes y no egos.

Pero, derrotar electoralmente al populismo no iba a hacer que desapareciera y, como sabemos, hoy no solo goza de buena salud, sino que ha perfeccionado su habilidad de debilitar las instituciones de la democracia -como al Poder Judicial, a la prensa y los órganos de control- de polarizarnos, construyendo como su principal obra un monumental coliseo inmaterial donde la sociedad pasa distraída, de pelea en pelea sin que surja algún producto real de desarrollo, o simplemente recurriendo a la mentira -pues para mi llamarle posverdad es un eufemismo-.

La lección es clara. En nuestro país y en todo el mundo democrático el populismo es fuerte y se alimenta de nuestros fracasos en desigualdad. El populismo puede acabar con la democracia en el planeta. Por eso debe ser enfrentado.
Costa Rica pasa por una nueva tempestad y tiene que reaccionar. El año pasado los homicidios superaron los 900, un crecimiento del 50%. Eso es para alarmarnos a todos.

Si hubiera un solo mensaje que deseara dejar hoy de cara al futuro es este.

Hoy, en Costa Rica hay solo un enemigo común y es el crimen organizado. Y todos debemos unirnos para derrotarlo, porque es la mayor amenaza para nuestra niñez, nuestra juventud y nuestra paz. Hay que cerrar filas.

Tanto la seguridad ciudadana del país pacífico y sin ejército, como la seguridad social de la CCSS están en peligro, y debemos protegerlas.

Estoy convencido que vivimos en el país más hermoso del mundo. Y no solo por las bellezas naturales que se nos entregó para cuidar. Costa Rica es un país, su gente, y también es un ideal que significa paz, bienestar, naturaleza y libertad.

Costa Rica es una idea que apunta a estar bien, bien con los demás y con el entorno, no a acumular dinero sin límites.

Una idea de que es posible la fraternidad entre las naciones y las gentes, y el respeto de los derechos humanos y de la diversidad.

Mostrar más

Rafael Angel rafael.chaves@noticiasfortuna.com

Soy Comunicador Periodistico de Noticias Fortuna desde 2019 estudie en la uned y icer instituto radiofónico
Botón volver arriba